miércoles, 20 de julio de 2016

Guia de lombricultura



En nuestros talleres siempre señalamos que no hay recetas y mucho menos recetas unicas. A continuación una guía bien completa de ublciación reciente y que pudiera serles útil. Pero atención porque está hecha para el ámbito rural o de una huerta urbana. No para apartamentos. 

GUIA DE LOMBRICULTURA APRENDE A PREPARAR HUMUS DE LOMBRIZ PARA TU HUERTO.


lombricultura alternativa agroecologica como abono organico 

La lombricultura es una alternativa agroecológica empleada para la transformación de residuos sólidos mediante el accionar directo de las lombrices de tierra, como una técnica para producir abono orgánico para suelos y cultivos. Además es una biotecnología importante para el reciclaje de desechos sólidos y líquidos, obteniéndose beneficios ecológicos y un remanente económico, por lo que nuestras comunidades se  deben capacitar a estas nuevas formas de producción de abono orgánico a partir de sus propias materias primas.


En las comunidades urbanas y rurales existe un desconocimiento de la aplicación de la técnica de la lombricultura como agricultura orgánica y en consecuencia la producción es de baja calidad, por lo que la aplicación a los cultivos y el ganado es muy escasa, garantizando de este modo una disminución de los costos de producción  de fertilizantes inorgánicos, así como su sustitución y  contribución a la conservación del medio ambiente. 
QUE ES LA LOMBRICULTURA? 
La lombricultura es una alternativa agroecológica empleada para la transformación de residuos sólidos mediante el accionar directo de las lombrices de tierra. Es una técnica para producir abono orgánico para suelos y cultivos así como una biotecnología importante para el reciclaje de desechos sólidos y líquidos, obteniéndose beneficios ecológicos y un remanente económico. El uso del humus de lombriz se generaliza debido a sus extraordinarios beneficios y propiedades, transformándose en un insumo importante en algunas actividades como la floricultura y avanzando rápidamente en el ámbito fruti-hortícola, especialmente en los huertos y como mejorador de suelos en términos físicos, químicos y biológicos.  
También podemos decir que la Lombricultura es la transformación de los residuos orgánicos por acción de las lombrices y los microorganismos a través de un proceso controlado donde el factor, humedad, alimentación y dedicación del hombre garantiza la producción de un excelente abono orgánico.
BENEFICIOS Y USOS DE LA LOMBRICULTURA. 
Las lombrices se adaptan a distintos tipos de desechos y se convierten en un recurso valioso en la piscicultura -como alimentación y como carnada, reducen, además, malos olores, moscas y poblaciones de microorganismos dañinos para la salud humana y también pueden atenuar los efectos de la contaminación por desechos orgánicos. En el mundo existen aproximadamente más de 6000 especies, solamente 12 de ellas se utilizan para la producción del humus de lombriz, pero en nuestro país  y en otros de América Latina las especies más utilizadas son la lombriz roja africana (Eudrilus eugeneae) y 2 especies de lombrices  rojas californianas (Eisenia andrei y Eisenia foetida).
La lombriz de estiércoles es el único animal  que no padece ni es capaz de transmitir enfermedades (Cuevas, 1991). 
Pero sí existe un síndrome conocido como Gozzo Ácido o Síndrome proteico que lo afecta: se debe a que a la lombriz se le suministran sustratos que son altos en proteínas (por ejemplo frijoles), que son degradados por enzimas que poseen en su sistema digestivo y dan una alta producción de amonio, presentando la lombriz inflamaciones y muriendo a las pocas horas.
La carne de lombriz tiene un alto contenido de proteínas del 62-82 %, además tiene una buena composición de aminoácidos, contiene todos los aminoácidos esenciales superando  a la harina de pescado y soya.
La harina de lombrices ha sido utilizada en ensayos de alimentación de  peces, aves y otros animales domésticos, incluso en la alimentación humana, también se han desarrollado experimentos en la alimentación de cerdos, observándose una mejor conversión alimenticia que los alimentos en forma tradicional.  
La ventaja de la proteína de la lombriz es que se sintetiza a partir de desechos orgánicos, no así las otras proteínas que son sintetizadas sobre la base de alimentos mucho más costosos. Experiencias locales nos dicen que suplementando gallinas de patio con tres lombrices diarias se  logra un aumento significativo en la producción de huevos.
CARACTERÍSTICAS DE LAS ESPECIES UTILIZADAS EN LOMBRICULTURA.
1.- Colonizan diversos residuos orgánicos de forma natural.
2.- Toleran amplios rangos de temperatura y humedad.
3.- Son fuertes, resistentes y fáciles de manejar.
4.- Poseen una elevada tasa de reproducción.
5.- Viven en cautiverio sin fugarse de su lecho, independientemente de las condiciones de clima y altitud.
6.- Consumen diariamente una cantidad de residuos    equivalente, prácticamente, a su propio peso.
TÉCNICA UTILIZADA  PARA LA PRODUCCIÓN DE HUMUS DE LOMBRIZ.      
1.- SELECCIÓN DEL LUGAR O AREA DE CULTIVO DE LAS LOMBRICES.
El lugar debe ser sombreado, con buen drenaje, llano y con agua disponible. Se deben establecer las canoas o canteros de norte a sur, con una altura de 70 cm y 1 m de ancho. La longitud del cantero es acuerdo  a la amplitud del lugar. Colocación de una capa fina (10 cm) de sustrato (estiércol, desecho de cosecha, cachaza, etc.), en el fondo de la superficie del terreno seleccionado y se siembra  1 kg de lombrices por m2..
Al transcurrir un tiempo de 7 a 8 días se puede observar la aparición de unos tabaquitos negros con la apariencia de la borra de café en su textura  lo que indica que el estiércol ha sido convertido en humus de lombriz.
Asimismo se podrán apreciar las lombrices en la superficie, esto significa que necesitan alimentarse de nuevo y se debe agregar otra capa más de 10 cm de sustrato, por lo que se repite la actividad tantas veces como sea posible hasta alcanzar la altura diseñada en el cantero.
El  manejo de estiércol o sustrato es el elemento de mayor importancia dentro del cultivo de lombrices, por lo que se debe tener en cuenta que debe estar maduro el estiércol, más o menos de 10 a 20 días de haber sido producido por el animal, de color verde oscuro o pardo, su olor es soportable y el pH se encuentra estabilizado. Se debe tener en cuenta para el manejo de estiércol 3 factores importantes como la temperatura, la humedad y el pH (acidez, alcalinidad).
 
2.- APLICACIÓN  DE RIEGO SUPERFICIAL.  
 Las lombrices (por su morfología), deben evitar la luz e introducirse en el sustrato, por lo que se mantiene la humedad uniformemente en dependencia de la temperatura, evitando encharcamientos o goteo por exceso. Si llueve sobre la superficie no se debe regar. No es aconsejable tapar el cantero con sacos de yute, ya que por nuestra experiencia tienden a ser hospedero de algunos insectos que son dañinos para la lombriz.
La cosecha se realizará utilizando el método con malla, que es muy fácil de aplicar, por lo que se coloca una malla en la superficie del cantero y se deposita el alimento fresco sobre ésta, al cabo de 3 o 4 días cuando las lombrices suban a comer se retira la malla y con ellas las lombrices. Esta operación se repite cuantas veces sean necesarias.
3.- ALMACENAJE DEL HUMUS DE LOMBRIZ.  
Este se debe efectuar después que el humus este seco, no menos del 40 % de humedad, puesto que todavía existe actividad microbiana la cual tributa a la calidad del lombrihumus,  Se pude almacenar también en sacos que tengan aireación y bajo sombra. Se ha demostrado que, una vez cosechado después de los 8 meses, se producen pérdidas en la calidad del mismo. 
4.- FACTORES A TENER EN CUENTA EN LA PRODUCCIÓN DEL HUMUS DE LOMBRIZ.   
La humedad es un factor que influye en la reproducción y fecundación de las cápsulas. Un exceso de humedad es muy dañino para las lombrices ya que entran en un periodo de dormición en donde se afecta la producción del humus y la reproducción. Para medir el porcentaje de humedad en el sustrato se aplica una técnica muy práctica y fácil como la prueba del puño, la cual consiste en agarrar una cantidad del sustrato que alcanza con el puño de la mano y se le aplica fuerza lo normal del brazo y sale de 8 a 10 gotas por lo que la humedad se encuentra a un 80 % aproximadamente.
La temperatura también influye en la reproducción, en la producción del humus y la fecundidad de las cápsulas, ésta debe oscilar entre 20 a 25 0 c que conlleva al máximo rendimiento de las lombrices. Cuando la temperatura desciende de los 20 0 C a 15 0 C las lombrices entran en un periodo de latencia dejando de reproducirse, crecer y producir lombrihumus.
El factor pH mide lo alcalino o ácido del sustrato, es un factor que depende de la humedad y temperatura, si éstos son manejados adecuadamente se controla el pH. La lombriz acepta sustratos con un pH de 5 a 8.4, por debajo o pasándose de esta escala la lombriz entra en un periodo de dormición.
5. - PROCESO DE FERMENTACIÓN.   
Antes de depositar el sustrato en el cantero, debe ocurrir una preparación del mismo mediante la fermentación aeróbica. Esta fermentación no es más que el resultado de la actividad de una serie de microorganismos de diferentes grupos, por lo que el tiempo de duración depende de los factores (pH, humedad, temperatura) y el tipo de sustrato.
Para comenzar este proceso de fermentación es necesario que el sustrato esté fresco (acabado de ser producido), por lo que se comienza dándole vuelta de 1 a 2 veces al día y regándole agua (80 % de humedad) para evitar un calentamiento del sustrato y propiciar que se multipliquen bacterias aeróbicas que comienzan a degradar el sustrato. En el estiércol bovino el tiempo de preparación es de 10 a 15 días para estabilizarlo, tomando una coloración de café oscuro, no presentan mal olor y al tacto son semi-pastosos, esto indica que el pH, humedad y temperatura están en condiciones para ser utilizados como alimento en los canteros por lo que se dice que el sustrato está maduro.
 En cuanto a las plagas o enemigos de las lombrices se conocen los pájaros, hormigas, ratones insectos y la planaria.
En el caso de las hormigas rojas, son depredador natural de la lombriz, y esto puede acabar en poco tiempo, no dejándonos una sola lombriz en nuestro criadero. La misma es atraída principalmente por el azúcar que la lombriz produce  al momento de deslizarse por debajo del sustrato, llegando las hormigas y atacándolas (a las lombrices). La hormiga se puede controlar sin necesidad de químicos, con sólo que la humedad de la cama se encuentre en el 80 %. O sea que si en nuestras camas encontramos hormigas es un parámetro para diagnosticar que nuestra humedad está baja.
La planaria es la plaga de mayor importancia dentro de los criaderos de lombrices, es un gusano plano que puede medir de 5 a 50 mm, de color café oscuro, con rayas longitudinales de color café, que se adhiere a la lombriz por medio de una sustancia cerosa que el platelminto produce, y posteriormente introduce en la lombriz un pequeño tubo de color blanco succionando todo el interior de la lombriz hasta matarla. Esta plaga se controla con manejo del sustrato regulando el pH de 7.5 a 8 y manteniendo la humedad adecuada (80 %). En pH bajos, la planaria se desarrolla y comienza su actividad de depredador natural de las lombrices.
Se recomienda no usar estiércoles viejos y si hay plaga dar de comer a las lombrices estiércol de 10 días de fermentación, no permitir una larga estadía de los canteros sin cosechar.
El ratón es otra plaga muy peligrosa para el cultivo de lombrices, pero se puede controlar al igual que las hormigas manteniendo la humedad alta, en un 80 %.
En el caso de las cochinillas, pequeñas larvas e insectos que son detritófagos compiten con la lombriz por el alimento sin causar daño directamente.
Una agricultura orgánica debidamente gestionada reduce o elimina la contaminación del agua y permite conservar el agua y el suelo en las comunidades, además la aplicación del humus de lombriz es un proceso ecológico donde no hay contaminación del medio ambiente a corto ni a largo  plazo. 
6.- APLICACIÓN DEL HUMUS DE LOMBRIZ.   
La aplicación del humus de lombriz al sistema radical es una rápida ayuda para la obtención de una planta más vigorosa y con magníficos resultados, hemos hecho aplicaciones en huertos como en las comunidades para el uso de plantas ornamentales, frutales, aromáticas, hortalizas por lo cual le hacemos referencia de algunas de ellas.
En el caso de maceta, una capa de dos centímetros sobre la tierra, cuidando de dejar libre el tallo de la planta, a fin de evitar el posible desarrollo de hongos. En el caso de un trasplante, se debe agregar una parte por cada cuatro de tierra. Se regará moderadamente al colocarlo, repitiendo según las modalidades de cada planta. Lo óptimo es abonar al comienzo de cada estación y agregar dos cucharadas por mes. 
En el caso de canteros, tres centímetros de abono en la cazuela de cada planta Se riega copiosamente apenas colocado y luego, según las necesidad de cada ejemplar. Lo más adecuado es colocarlo en los meses de octubre-noviembre  y abril-mayo.
Césped,  abonar con 1,5 dm3 por metro cuadrado, en los meses de octubre-noviembre  y abril-mayo.
Plantas aromáticas, se recomienda el uso de este fertilizante en dos partes por cada tres de tierra, regándolo posteriormente.
Frutales, se considera adecuado entre 2 y 3 dm3, con una frecuencia mensual. 
Hortalizas, de 2 a 4 veces en cada ciclo, colocar 1 cucharada por plantón.
COMO PREPARAR  LA CUNA O CANTERO  PARA EL CULTIVO DE LAS LOMBRICES. 
  
Una longitud de 2 metros de largo x un metro de ancho y 0.6 metros de alto,  orientada de norte a sur. 
Se necesita tener estiércol preparado para crear un piso (antes de depositar el sustrato en el cantero, debe ocurrir una preparación del mismo mediante la fermentación aeróbica) donde vivirán  forraje para cubrir el cantero o cuna para lograr la humedad y sombra requerida.
Se debe mantener la humedad del cantero o cuna al 80% y la temperatura cerca de los 22 grados Celsius. ± un 20%  con un pH de 5 a 8.4
A los 9 meses esta cuna debe haber producido los lombricompuestos a razón de 600 Kg de Humos (abono orgánico), con un  consumo equivalente de 1500 Kg de Materia Orgánica. 
Se obtienen, además, un excedente de lombrices para la venta de cerca de 25,000 ejemplares.
Se puede obtener alimento proteico para la alimentación de aves con el excedente de lombrices sino se llega a comercializar. Se puede elaborar harina de lombriz para la alimentación de los peces, crustáceos y cerdos una vez deshidratadas  y trituradas.
Primeramente, los principiantes deben comenzar con una cuna como la antes mencionada e ir experimentando su expansión en el tiempo de acuerdo a los resultados.
Si tienen alguna duda no olviden comentar y compartir.

domingo, 10 de julio de 2016

Lombrices para limpiar el agua


Los filtros que descontaminan el agua con estos animales, fueron perfeccionados por Juan Carlos Guáqueta, un colombiano que ha recibido varios reconocimientos internacionales.



Usar lombrices para tratar aguas negras es la idea que perfeccionó Juan Carlos Guáqueta, un ingeniero industrial colombiano que ha sido reconocido por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) al crear un proyecto innovador con la capacidad de mejorar el nivel 
de vida de las personas en Latinoamérica. Los filtros de agua que adaptó no sólo la descontaminan, también producen abono y pueden ser instalados fácilmente en áreas rurales.

El proceso, que ya había sido usado en China y Nueva Zelanda, consiste en un sencillo tanque en el que se vierte el agua contaminada que, por medio de la gravedad, se va filtrando hacia una zona húmeda donde están las lombrices. Éstas se comen los desechos sólidos orgánicos para transformarlos en abono, a la vez que se limpia el agua para reutilizarla en riego.
“Lo que sucede con las tecnologías tradicionales es que, para separar la contaminación del agua, se crea una especie de lodo por decantación. Si se quiere transformar en abono, se deben someter a un tratamiento posterior, mientras que con nuestros filtros el estiércol de las lombrices puede ser usado directamente”, advierte Guáqueta.

Los biofiltros que ofrece su empresa, Acuacare, están pensados para industrias, condominios, instituciones y comunidades, por lo que pueden estar diseñados según la carga contaminante del agua.
“Aunque tenemos soluciones preestablecidas, también construimos filtros para casos especializados que permiten que la gente no sobreinvierta”, añade el ingeniero. Por esto, si la persona está contaminando 10 metros cúbicos, la empresa puede ofrecer una solución para satisfacer esa necesidad o incluso vender un filtro con una capacidad de 12 centímetros cúbicos pensando en el crecimiento futuro.

Pero las ventajas de los filtros no se quedan allí. Frente a un sistema tradicional en el que se gasta 1 kilovatio/hora en consumo eléctrico, los biofiltros de Acuacare sólo necesitan 0,075 kilovatios/hora para descontaminar el mismo metro cúbico. Además, el costo por el tratamiento del agua es 70% más barato, permite la reducción del consumo de agua potable y la capacitación para poder manejar los filtros es de sólo unas horas.

Para montar Acuacare, que tiene dos años de fundada, se asoció y asesoró con el ingeniero civil y experto en tratamiento de agua Juan Manuel Gutiérrez. En ella ofrecen producción de abonos orgánicos, reutilización de agua y productos que ayudan a conservar los jardines y paisajes, en distintas escalas.

La iniciativa ha sido reconocida por el World Environmental Center, al ser seleccionada como uno de los proyectos más sustentables de Latinoamérica y el Caribe, estuvo en el Global Partnership Summit en Marruecos, donde recibió una mención de honor en agricultura por generar un impacto positivo a nivel rural y fue escogida por el BID como una de las 16 propuestas más innovadoras de Latinoamérica.

En Argentina proponen fomentar la lombricultura para generar ingresos en los barrios

 






LA INICIATIVA BUSCA QUE LOS VECINOS COMPOSTEN LOS RESIDUOS ORGÁNICOS Y GENEREN TIERRA FÉRTIL PARA SER COMERCIALIZADA

Ante la situación de falta de empleo y caída del consumo, el concejal y docente Raúl Cataldi (Chubut Somos Todos), lleva adelante una propuesta que apunta a que los vecinos interesados realicen compostaje de residuos orgánicos y, de este modo, produzcan tierra fértil que luego podrá ser comercializada, generando una ganancia, a la cual entendió como “una suma interesante”, una vez finalizado el proceso, que demoraría alrededor de un año.
El edil anticipó que “comenzaremos en uno y si hay varios barrios interesados al mismo tiempo, cada uno hará lo suyo”, en referencia a que la iniciativa sería puesta en marcha en el barrio San Miguel, donde ya hay interesados.
El proyecto, que será tratado en las Sesiones Ordinarias del Concejo Deliberante, que se retomarán el 4 de agosto, fue pensado en el marco de “una crisis con una falta de trabajo total”, expresó el edil, aunque se mostró optimista y opinó que “saldremos de la misma”.
Crisis y oportunidad
“Estamos en una crisis con una falta de trabajo total, y la Municipalidad no está en condiciones de dar trabajo a nadie en este momento, además de que sí sabemos que hay obra pública que se realizará en Puerto Madryn, como viviendas, pavimentación, Promeba y demás, con lo cual también habrá trabajo en el corto y mediano plazo, cuando todo esto arranque”, manifestó Cataldi, destacando que “por suerte, se ha tenido en cuenta a la ciudad y habrá eventos como, por ejemplo, la reunión de gobernadores que se realizará próximamente en Puerto Madryn, la verdad es que la gente debe comenzar a tener esperanza porque se están haciendo cosas; estamos en una crisis, pero de la misma, se sale”.
Compostaje y lombricultura
“La idea es reciclar la basura orgánica, algo que ya está conversado con el secretario de Ecología, Facundo Ursino, y que puedan comenzar a hacerlo uno, dos, cinco o diez vecinos y que entre ellos se comprometan para juntar los residuos de carácter orgánico; una vez hecho esto, la basura se composta”, explicó el concejal, agregando que “este proceso se puede hacer de dos maneras, por un lado, mezclándolo con tierra para hacer tierra fértil, proceso que como mínimo lleva un año; también, se puede agregar lombrices y hacer lombricultura”.
En este sentido, el edil comentó que “después de un año, los vecinos que trabajen, si bien no van a recibir dinero, van a tener un capital, y este es que dicha tierra se tendrá que comercializar” y precisó que “hoy por hoy, el mercado dice que una bolsa de 10 kilos (de tierra fértil) tiene un valor de 150 pesos, y los cubanos, por ejemplo, entienden que en una hectárea de campo donde se hace lombricultura, en parcelas de un metro de ancho por todo el largo de dicha hectárea, con que una sola persona trabaje ocho horas diarias durante tres años, el equivalente en ganancias por la venta de esa tierra fértil es de aproximadamente 80 mil dólares”.
Puntapié inicial
Cataldi agregó que “se trata de una suma interesante” y recordó que “si en un tipo de mercado tenemos una bolsa de 10 kilos a 150 pesos, esto significa que al final, un barrio que trabaje y haga, por ejemplo, unas 1000 bolsas, multiplicando dicha cantidad por unos cien pesos promedio, tenemos una muy buena ganancia”.
“Este es un trabajo que la gente podría hacer, incluso en sus tiempos libres, dado que no lleva demasiado tiempo y con dos horas por día es suficiente”, opinó el edil, y consultado sobre si cree que se lograría una adhesión por parte de los vecinos, el concejal sostuvo que “necesitamos el compromiso y ya hemos hablado con algunas personas que están interesadas, y con que comiencen tan solo dos estará bien para comenzar, y lo que hagan será para ellos”.
Comenzarían en el San Miguel
En relación a los barrios donde comenzaría a llevarse a cabo la iniciativa, adelantó que están en gestiones con la Dirección de Juntas Vecinales para determinar en qué lugar se realizará la prueba piloto, y que posiblemente la primera experiencia tenga lugar al oeste de la ciudad.
“Estuve conversando con presidentes de Juntas Vecinales, comenzaremos en uno y si hay varios barrios interesados al mismo tiempo, cada uno hará lo suyo, y para que esto se logra incluso tenemos el aval del Intendente”, sostuvo Cataldi, agregando que “recientemente, durante una capacitación, la persona a cargo sostuvo que ‘donde veo basura, para mi es igual a pesos’, y he estado gente que trabaja en lombricultura y tenían su empresa que funcionaba bien; de hecho, cuando uno va al supermercado, puede ver las bolsas de humus, que alguien las hace, es decir que alguien trabaja sobre eso”.
El edil anticipó que “en el mes de agosto nos reuniremos con el director de Juntas Vecinales, Juan Chiara, y luego comenzaremos con las dos o tres personas que ya confirmaron su interés y pertenecen al barrio San Miguel; yo les daré la capacitación, dado que estuve trabajando en esto durante un año y medio y después, seguiremos para adelante con esto que es posible”.
La iniciativa prevé trabajar sobre los residuos orgánicos, “que en el GIRSU son denominados ‘húmedos’, que básicamente es todo lo que desechamos en los hogares, por ejemplo la yerba, el café, la poda y el césped, entre otros”, consignó el concejal.
Alternativa
La lombricultura es una actividad centrada en la crianza de lombrices, las cuales posteriormente son utilizadas para diversos fines. Tradicionalmente, se ha asociado el aspecto comercial de la lombriz con el negocio de la pesca, no obstante, la misma posee una variada gama de aplicaciones.
Por ejemplo, la carne de la lombriz se transforma en harina de altísimo valor proteico y más importante aún es la cantidad de aminoácidos esenciales que posee; más de un 70 por ciento de proteínas de alto valor biológico hacen que dicho anélido (gusano segmentado) se constituya como una de las grandes soluciones a los problemas nutricionales de la humanidad.
La lombriz suele ser utilizada en la alimentación animal, y es procesada por importantes laboratorios internacionales, aplicándola en suplementos dietarios de uso humano, a la vez que se la usa viva, como alimento para peces y ranas, tanto en acuarios como así también, en criaderos.
En la industria farmacéutica, se utiliza el colágeno presente en las lombrices y a partir del líquido celomático se ha podido concretar la elaboración de antibióticos. Por otra parte, la medicina también ha puesto en estudio a este anélido por su capacidad de regeneración en los tejidos y su inmunidad al medio contaminado en el cual vive.
Otro de los aspectos a tener en cuenta es el de la producción de humus, que está ligado al reciclado de basura, dado que la lombriz “come basura y excreta humus”, transformando de este modo un grave problema en el más rico fertilizante orgánico, que permite la recomposición de los suelos.

Emprendimiento chileno de lombricultura se expande y firma millonarios contratos en EE.UU.

 

Las más de 140 plantas de limpieza de aguas servidas e industriales con lombrices que la firma tiene implementada en varios países permiten ahorrar un 80% de costos energéticos a las empresas.

Hace seis años que Biofiltro creó su primera planta de tratamiento de aguas servidas con lombricultura. Este año, con cerca de 140 plantas en varios países, la empresa que inició un estudiante de la Universidad de Chile firmó cuatro nuevos contratos en Estados Unidos por US$4 millones y está un paso más cerca de una de sus metas más importantes: posicionarse en el extranjero.
“Desde el 2012 que estamos en Estados Unidos, pero este año nosotros ya pasamos la peor parte que es darnos a conocer y firmar los primeros contratos, y ahora pensamos en poder expandirnos ya firme”, aseguró Santiago Prado, country manager de la firma en Chile.
El estudiante de Ingeniería Civil Alex Villagra, luego de participar en una investigación sobre el tratamiento de aguas, creó el sistema @BIDA, una tecnología capaz de limpiar aguas residuales y dejarlas aptas para riego a partir de lombrices.
En 2010, Villagra se unió con Matías Sjogren y Rafael Concha y convirtieron su proyecto en un negocio.
“Trataron de no quedarse únicamente en la limpieza de aguas servidas, que son las aguas que se producen por los desechos humanos, sino que esto extrapolarlo y buscar una forma de poder estandarizar y poder desarrollar esta misma aplicación en RILes, que son desechos de aguas de industria. Desechos orgánicos, no desechos químicos”, explicó Prado. “Restos de una lechería, aguas contaminadas de un matadero, restos de una viña, etc”, agregó.
El proceso deja como único desecho un humus de lombrices que luego puede ser comercializado como abono orgánico.
“Lo más importante es que nosotros generamos un 80% de ahorro en los costos energéticos. Es una tecnología extremadamente sencilla y de fácil implementación, no requiere de grandes tecnologías. La gracia está en un hecho biológico, que las lombrices son las que hacen la tarea”, comentó.

¿Cómo funciona un Biofiltro?

El agua servida o industrial, luego de pasar por un proceso que filtra los desechos más grandes, es rociada sobre el Biofiltro, que consiste en un depósito con varias capas.
La primera contiene a las lombrices, que se comen los sólidos residuales. Cuando las lombrices hacen la digestión producen desechos que ayudan a eliminar contaminantes disueltos en el agua, y dejan el humus de lombriz, que se usa como fertilizante orgánico.
El agua continúa bajando por el depósito y pasa por otras dos capas de aserrín y gravilla, que filtran sólidos y contienen bacterias que pueden procesar otros contaminantes disueltos.
Finalmente, el agua llega a un estanque al que se le agregan algunas gotas de cloro para terminar el proceso de desinfección, resultando en agua limpia que se utiliza para el regadío.

Su silencioso éxito

Tras comenzar con capitales propios, en 2011 la firma comenzó a ganar concursos de emprendimientos sustentables, incluyendo el premio Sustainable Wastewater Treatment Technology, del concurso Clean Tech Open en Silicon Valley, donde recibieron US$100 mil para continuar con su labor.
“Este fue un reconocimiento muy importante porque era muy raro que un país como Chile fuera ganador de un concurso de innovación tecnológica, más considerando que Sudamérica no es visto como un polo de desarrollo de tecnología”, sostuvo Sjogren, hoy CEO de Biofiltro.
Actualmente tienen cerca de 130 plantas en Chile que limpian las aguas de empresas como Agrofoods, Soprole, Loncoleche, Viña Indómita y establecimientos como el casino Enjoy de Los Andes, el Parque Metropolitano de Santiago y varios colegios en distintas comunas del país. Otras plantas están ubicadas en Estados Unidos, Nueva Zelanda, México y Brasil.

El modelo de negocios

Biofiltro funciona de forma distinta en Chile y en Estados Unidos, donde tienen unas cinco plantas. En el país, la empresa opera con un modelo de licenciamiento, cediendo los permisos para su uso, tras el pago de un monto establecido. En EE.UU., por el contrario, es quien instala y se mantiene como propietario de las plantas que limpian el agua mediante un contrato a diez años con sus clientes.
“Los contratos nuestros son súper variables, hay plantas que son pequeñas que son para localidades rurales y que pueden llegar a unas dos mil UF. Hay plantas grandes que pueden llegar a las 15 mil UF. Es todo proporcional a la cantidad de RILes y aguas servidas que se quiera tratar”, explicó el country manager de la firma.
“En el corto y mediano plazo nuestra intención es continuar las operaciones en Chile, seguir expandiéndonos, queremos duplicar las ventas este año y queremos llegar a los US$3 millones”, destacó Prado.
En tanto, Biofiltro mantiene su vista fija en Estados Unidos, donde “esperamos que sea por fin el año de la expansión fuerte”, expresó.
“Estos años han sido principalmente de darnos a conocer, de hacer pequeñas plantas piloto, que los clientes nos conozcan, pero como hoy día ya tenemos 4 o 5 contratos fuertes, ya pensamos que con esto vamos a poder dar el primer paso”, puntualizó.
Por Francisca Domínguez
Fuente: Emol.com

domingo, 3 de julio de 2016

Sobre los huevos (cocones) de la lombriz roja californiana




Las lombricitas permanecen en el cocón un tiempo variable que depende de la temperatura reinante. La óptima para su desarrollo son los 20-25ºC, que se corresponden con una permanencia de entre 14 y 44 días (23 días de media). Las lombricillas en el interior del cocón se nutren de las secreciones albuminoideas que contienen hasta su nacimiento.

Las lombrices son de desarrollo directo (no proporcionan larvas como ocurre con otros invertebrados), naciendo del cocón pequeños animales parecidos a los padres, con los mismos hábitos alimentarios y similar dieta. Estos juveniles, son transparentes y de pocos milímetros de longitud pero al cabo de 50-65 días ya miden de 2 a 3 cm. Alcanzan la capacidad para reproducirse cuándo estos ejemplares posean clitelo (engrosamiento en el tercio anterior del cuerpo). Los animales siguen creciendo hasta los 6 ó 7 cm de longitud y un peso de entre 0,8 y 1,4 gramos.

Fuente:  Facebook Humus y lombriz Californiana